¡Viva la Copa del Rey! (¡Abajo los árbitros!)

No me dirán que no está emocionante. Cuando nadie daba un duro por el Atleti, éste resurge de sus cenizas y le mete 5 al Recre de Huelva. Nadie daba un duro hace 7 días, aunque la cosa se tornó un poco menos desesperada tras la reacción colchonera del pasado fin de semana en Valladolid. En el partido del jueves el Atlético respondió y, como hiciera España ante Malta en ese famoso partido (salvando las distancias), los goles necesitados por los rojiblancos fueron llegando uno tras otro: 1-0 de Simao en el `22, Agüero en el `24, Ujfalusi enmendando su partido de ida en el `39 y estaba el ambiente tan propicio que en el `62 los onubenses se marcaron en propia puerta facilitándole el camino a su rival. Faltaba media hora para acabar y la remontada se había culminado, pero éste es el Atleti y los fantasmas asomaron nuevamente cuando Assunçao estuvo torpe y permitió que llegara el gol andaluz en el momento más inoportuno. Esto no fue todo: inmediatamente después se autoexpulsó este hombre del Brasil, por lo que parecía que la historia del “pupas” se volvería a repetir y que, a pesar de todo, todo acabaría mal una vez más. Pero esta vez fue diferente, y aún con un hombre menos, y a falta de 7 minutos para el final, el luso Simao aprovechó una falta para hacer un gol imparable por la escuadra. El Atleti tiene el camino muy propicio para llegar como poco hasta la final de este torneo después de demasiado tiempo “out” de la competición para este histórico del fútbol español.

Su rival en cuartos hubiera sido el Villarreal de no ser porque a última hora del partido de vuelta, el árbitro se inventó un penalty a favor del Celta en El Madrigal, dejando en la cuneta al equipo amarillo. Hay quien dice que con esa acción “se demuestra que los árbitros no siempre benefician al grande”. Y digo yo: ¿acaso, a pesar de los buenos años que deportivamente viene haciendo el Villarreal en la última década, alguien piensa que este club es considerado por nadie “grande”? Sin masa social, sin historia ni tradición, sin medios de comunicación que lo “defiendan”… Si fuera realmente grande no le hubieran hecho “eso”. De nuevo los árbitros toman un papel determinante e intolerable excusándose en el error humano y privando al Villarreal de lograr, tal vez y viendo cómo esta el torneo, el que podría haber sido primer título de su historia.

Sí recibió ayudita el Barcelona en Sevilla, como no podía ser de otro modo (no somos anticulés, por supuesto, pero es que es obvio). Se le anuló increíblemente un gol al Sevilla y hubo polémica en el tanto de Xavi que, por supuesto, éste sí subió al marcador (puede estar contenta la prensa de la ciudad condal después de su discurso victimista e injustificado de hace una semana). Igualmente pasaron los sevillistas, que aguantaron el poderío azulgrana; un equipo azulgrana que dice de esta forma adiós a su racha de ganar todos los torneos que juega.

Remontando el resultado de ida se clasificaron el Mallorca (3-1 al Rayo Vallecano), Osasuna (1-0 al Hércules) y Getafe (5-1 al Málaga). Le bastó empatar a 0 al Racing ante un Alcorcón que vio como le anulaban también un gol legal en la primera parte, y empatar a 2 en casa el Depor frente al Valencia en un partido típico de copa de ésos con mucha emoción y goles. Enhorabuena a los vencedores, y esperemos que los árbitros sean suplantados más pronto que tarde por robots no teledirigidos…

1 Comentario
  • El Calderón no se vende
    enero 15, 2010

    Oe ese atletiiiiiiii you will never walk alone!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *