Se esfumó el sueño de La Roja

No pudo ser. Brasil acabó con el sueño de La Roja venciendo por un contundente 3-0 en la final de la Copa Confederaciones. La canarinha salió híper-motivada y tuvo la fortuna de cara para marcar en los momentos clave del partido.

Vicente del Bosque sorprendió con el once inicial sacando a Mata de titular en lugar de Silva o Cesc. Así pues estaban Casillas, Arbeloa, Piqué, Ramos, Alba, Busquets, Xavi, Iniesta, Mata, Pedro y Fernando Torres. Por su parte Brasil jugó con el once tipo formado por Julio César, Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo, Luiz Gustavo, Paulinho, Oscar, Neymar, Hulk y Fred.

Muy pronto se le pusieron las cosas de cara a los locales, ya que su salida en tromba la culminó Fred en el minuto 2 haciendo el tempranero 1-0. Arbeloa y Piqué no acertaron a despejar un centro de Hulk desde la derecha y Fred desde el suelo hizo el primero con fortuna.

El gol espoleó a los brasileños y dejó muy tocada a La Roja, que sin embargo siguió fiel a su estilo intentando tocar y controlar el balón. Pero Paulinho y Luiz Gustavo con la ayuda de Oscar, se multiplicaron en el centro del campo e impidieron la buena salida de balón española. Además tuvieron cierta colaboración del árbitro, muy permisivo con las faltas y sin sacar ninguna tarjeta amarilla. Aunque también hay que reconocer que perdonó la roja a Arbeloa en una contra en la que Neymar se iba solo contra Casillas.

Lo cierto es que con el paso de los minutos España estuvo mejor asentada y en una buena jugada de Mata, Pedro encaró solo a Julio César. Le superó con pierna izquierda pero el balón lo sacó bajo palos David Luiz in extremis.

David-Luiz-la-saca-de-la-linea

Del posible 1-1 al borde del descanso, se pasó al 2-0 con un golazo de Neymar a pase de Oscar. Su tiro potente con la izquierda fue imparable para Casillas, y este fue el punto vital del partido, pasando del posible empate a llevarse un 2-0 en contra.

En la segunda parte con Azpilicueta por Arbeloa por precaución, el arranque no pudo ser peor. Otra buena jugada de la canarinha acabó en las botas de Fred que no perdonó el 3-0. Tocaba remontada heroica. Y para ello salió Navas por un desacertado Mata.

En uno de sus primeros balones fue objeto de penalti por parte de Marcelo. Sergio Ramos asumió la responsabilidad pero su tiro salió fuera por poco. Ni de penalti quería entrar ayer el esférico, dejando patente que cuando no es tu noche no es tu noche.

Para colmo Piqué fue expulsado por una patada a Neymar que encaraba solo a Casillas. El marcador ya no se movió, y con 3-0 se acabó el partido y el sueño de la Copa Confederaciones. Neymar fue designado Balón de Oro del torneo, y Fernando Torres ganó la Bota de Oro por delante de Fred.

torres-bota-de-oro

Ahora toca levantarse y emplear esta experiencia en corregir errores de cara al Mundial de Brasil 2014. Ya conocemos el terreno y el clima, y sabemos que será un torneo mucho más exigente a nivel físico y mental. Así que hay que tomar buena nota y con algún retoque afrontar el próximo reto con garantías. Hasta entonces no se puede más que felicitar a Brasil, y también a nuestros chicos por el esfuerzo realizado y que les ha llevado a ilusionarnos una vez más.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *