Máxima igualdad

Entre Atlético de Madrid y Valencia en el partido fraticida de vuelta de cuartos de final de la Europa League, que ha finalizado con el marcador de empate a 0.

La igualdad en este segundo partido fue máxima, lo mismo que en el primero, y sólo el valor doble de los goles fuera de casa (2-2 fue el resultado en Mestalla) han permitido que sea el equipo de Madrid y no el de Valencia el que represente a nuestro fútbol en semifinales del segundo torneo continental.

Partido en el que el equipo de Emery llevó la iniciativa en todo momento y que el Atleti, a la contra, pudo matar en varias ocasiones. Es notable la mejoría defensiva del equipo colchonero con respecto al inicio liguero, cuando estaba bajo la batuta de Abel Resino. A pesar del arsenal ofensivo de los che, los rojiblancos supieron aplacarlos en todo momento. Fue un encuentro más lento que el de la ida (aquél fue demasiado loco), precisamente porque al Atleti le venía bien el marcador y lo que quería era controlar, ralentizar el juego. De esta manera, la táctica funcionó y apenas contaron los che con ocasiones claras (u oscuras) en la primera mitad.

En la segunda, a medida que pasaba el tiempo, se fueron echando más hacia delante los de Emery, y eso propició alguna que otra ocasión más, sin llegar al vendaval de oportunidades del partido de Mestalla. Al atacar más el Valencia, también se facilitaban más las contras del Atleti, que pudo sentenciar de un trallazo de Forlán, en una buena jugada individual, que despejaría levemente César, pero lo suficiente como para que el balón diese en el poste en lugar de en el fondo de la red. De un posible 1-0 se pasó al posible 0-1, y es que Villa se desmarcaría perfectamente para recibir un pase de Pablo Hernández y, solo frente al portero, estrelló el balón en el larguero. “El Guaje” no se lo podía creer. Era alrededor del minuto 80 y de nuevo los palos jugarían un papel determinante. Pero aún no estaba todo dicho, y los levantinos tendrían aún más motivos para llorar cuando, a falta de unos cinco minutos para el término del choque, y ya con el gigante Zigic puesto en el campo por su entrenador, éste iba a recibir un claro agarrón del defensor ex-bético Juanito cuando se disponía a rematar un gol cantado y que no sería visto por el árbitro. Protesta justificada de los valencianistas y Zigic que incluso le enseñaba la prueba del algodón: la camiseta rota por al agarrón. De nada sirvieron, como es habitual, las protestas (ni la prueba). Hay que decir también que unos minutos antes le fue señalado erróneamente un fuera de juego al Kun cuando éste se quedaba sólo frente a César.

En fin, sólo podía pasar uno y ése fue el Atleti, que se medirá a, nada menos, que al Liverpool del atlético de toda la vida Fernando Torres y los demás españoles. Será una eliminatoria apasionante. La otra semi la jugarán el inglés Fulham y el anfitrión de esta edición de la Europa League, el Hamburgo alemán.

Ficha técnica:

0 – Atlético de Madrid: De Gea; Ujfalusi, Juanito, Domínguez, Antonio López; Reyes (Jurado, m. 46), Assunçao, Raúl García, Simao; Forlán (Camacho, m. 82) y Kun Agüero (Salvio, m. 94).

0 – Valencia: César Sánchez; Alexis (David Navarro, m. 79), Maduro, Manuel Fernandes, Jordi Alba; Baraja, Silva; Joaquín (Zigic, m. 69), Mata (Vicente, m. 69), Pablo Hernández; y Villa.

Árbitro: Florian Meyer (Alemania). Amonestó a los locales Reyes (m. 23) y Agüero (m. 94) y a los visitantes Joaquín (m. 33), Mata (m. 40) y Silva (m. 73). Expulsó a Unai Emery, entrenador del Valencia (m. 85).

Incidencias: partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga Europa, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 55.000 espectadores. .

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *