Los equipos españoles en la Champions League – Jornada 1

barcelonainter

Dos victorias y dos empates. Éso es lo que consiguieron los equipos españoles en la máxima competición de clubes de fútbol del continente.



El Real Madrid de la nueva era Florentino se estrenaba en Europa en Suiza frente al Zurich, al que le endosó un 2-5. Cristiano Ronaldo por partida doble, Raúl, Higuaín y Guti fueron los realizadores. El equipo centroeuropeo aguantó durante la primera media hora, pero todo se fue al traste cuando el guardamenta local colaboró con Cristiano para que un disparo por el centro significara el 0-1. Una vez abierta la lata, el Madrid fue a por más, y así, pocos minutos más tardes, Raúl empujaría el segundo al fondo de las mallas en una jugada en la que participaron Pepe, Ronaldo e Higaín. Éste último también se encargaría de hacer el tercero en un mano a mano con el portero Leoni. Se llegó al descanso pareciendo finiquitado el encuentro, pero un penalti inventado de Casillas y un remate de cabeza de Aegerter un par de minutos más tarde devolvió la emoción al encuentro. La historia se acabó en el `89 cuando Cristiano volvió a marcar por el centro de la portería de falta directa haciendo sonrojar al arquero local. Ya en el descuento, Guti hizo el quinto y definitivo gol colocándole la pelota por encima a un adelantado Leoni que no puede decirse que tuviera su noche.



El otro equipo madrileño, el Atlético, volvió a dar muestras de su incapacidad no pudiendo pasar del empate a ceros ante los chipriotas del Apoel Nicosia. Triste partido de un equipo colchonero que no jugó a nada y que se excusa en que la situación extradeportiva les está afectando. Incluso pudo ser peor, ya que Charalambidis perdonó lo imperdonable en un par de ocasiones. De la primera parte, sólo Jurado y el Kun se salvaron de los españoles. En la segunda, la entrada de Maxi por Cléber supuso que el Atlético llegara con bastante más peligro al área del Apoel. Forlán estuvo varias veces cerca de darle, por fin, una alegría a su sufrida parroquia, pero el guardameta Chipiotis y la cruceta lo impidieron.



Buen partido del Barcelona en Milán ante el Inter de Mourinho y Eto`o, pese al 0-0 final. El equipo culé hizo su juego de siempre, pero le faltó… Eto´o. Le faltó la chispa goleadora, la definición. A Eto´o, por contra, le faltó un equipo como el Barça que le sirviera balones y que jugara al ataque. El campeón italiano jugó a verlas venir, ordenado atrás, esperando su momento, pendiente de un error del campeón de Europa que no se produjo.



Por su parte, el Sevilla no tuvo excesivos problemas para deshacerse del hasta ahora desconocido Unirea Urziceni rumano, un equipo muy defensivo que vio como su muralla era traspasada a pocos segundos del descanso por un Luis Fabiano que está en la cúspide de su carrera futbolística y que se entendió muy bien con Renato. De esta fabulosa sociedad nacieron tanto el 1-0 como el 2-0, obra esta vez de Renato en el ecuador de la segunda mitad. Por cierto, preciosa la camiseta del Sevilla de la Champions con la bandera española en el lateral. Sentimental y estética al mismo tiempo.

2 Comentarios
  • Barsadicto
    septiembre 22, 2009

    Buen partido del barsa que buscó el partido aunque, después de la primera parte no con demasiado entusiasmo. Del famoso duelo Ibra-Etoo, que tanto nos han vendido en la prensa deportiva, nada de nada.

  • Claudio
    septiembre 22, 2009

    El Barsa la ha cagao vendiendo a Etoo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *