La Roja vence y sella su pasaporte para Brasil

La Roja venció cómodamente a Georgia en el último partido de su grupo de clasificación para el Mundial, y pasa como primera de grupo con 3 puntos de ventaja sobre Francia que tendrá que jugar la repesca.

Del Bosque salió con Casillas, Juanfran, Ramos, Piqué, Alberto Moreno, Busquets, Xavi, Iniesta, Jesús Navas, Pedro y Negredo. Muchos cambios en el once con la vuelta de Juanfran después de su ostracismo, el debut de Alberto Moreno y la presencia del capitán Iker Casillas. Además como veníamos anunciando durante los últimos días, Álvaro Negredo se ganó la confianza del míster, devolviéndosela en forma de goles.

El partido partió con una gran diferencia respecto al de Bielorrusia: el juego por bandas. Del Bosque ya vio el atasco por el centro del último día, y decidió abrir el campo con Jesús Navas y Juanfran por la derecha, y Pedro y Alberto Moreno por la izquierda. La banda que más presencia tuvo fue al derecha con un Navas desequilibrante y un Juanfran mucho más ofensivo que Arbeloa.

Solo con este matiz La Roja jugó mucho más cómoda, y llevó mucho peligro a la meta defendida por un Loria que sacó varios balones peligrosos. A destacar en la primera parte una tremenda chilena de Negredo al borde del área, que a punto estuvo de convertirse en gol. El propio Negredo fue el encargado de abrir el marcador a pase de Iniesta, engordando sus estadísticas con La Roja, al llevar 10 goles en 19 partidos. Además jugó los 90 minutos por segunda vez en estos 19 choques, promediando un gol cada 56 minutos.

Negredo-no-falto-a-su-cita-con-el-gol

Con 1-0 en el marcador se llegó al descanso, pero sobre todo con una sensación de superioridad importante. En la segunda mitad entró Mata por un Pedro menos eléctrico que el día de Bielorrusia, y en el minuto 60 se encargó de cerrar el partido. Aprovechó un rechace dentro del área para empalar el balón con la izquierda y poner el definitivo 2-0 en el marcador.

Mata-cerro-el-marcador

De ahí al final dio tiempo a que Casillas se luciera un par de veces, y a ver a la savia nueva de La Roja con la entrada de Koke e Isco. Junto a Alberto Moreno que debutó ayer cuajando un partido muy serio, son jugadores que actuaban con La Rojita hasta hace muy pocas fechas, y que se convierten así en un relevo de garantías para nuestros veteranos.

En el otro partido del grupo, Francia venció por 3-0 a Finlandia, pero no le sirvió para evitar una repesca que tendrá a varios cocos como Portugal o Croacia. Lo cierto es que La Roja estará en el Mundial de Brasil por méritos propios, y deberá aprender de su experiencia en la Confederaciones y de los partidos que le ha costado sacar adelante, para tener las armas necesarias para poner la segunda estrella en el pecho de su camiseta.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *