La marea Roja y la fiebre española

manolo-bombo-espana-sudafrica

Además de los millones de españoles que apoyaremos a La Roja desde el bar o nuestro sillón, habrá entre 5.000 y 10.000 afortunados compatriotas que presenciarán en vivo el debut más esperado.

A pesar de la crisis, a pesar de caer en miércoles a las 4 de la tarde, a pesar de estar en el culo (con perdón, y entiéndaseme bien) del mundo, varios miles de españoles lo dejarán todo para viajar a Durban a animar a España. A ellos se sumarán otros españoles que ya están allí y otras personas, autóctonas o no, que simpatizan con la vigente campeona de Europa.

Y es que no exageramos, hay una auténtica fiebre por La Roja. Así lo demuestran las cifras de medio millón de (camisetas) “Rojas” vendidas (más que cuando ganamos la Euro), de modo que están como locos en Adidas fabricando ante la imparable demanda. ¡Que no haya ni un solo español sin La Roja!

Hablando de camisetas, la curiosidad del día nos llega desde EE.UU., donde Target (los sextos mayores grandes almacenes de ese país) ha tenido que retirar el modelo infantil de la camiseta de la Selección Española porque llevaba la bandera preconstitucional en lugar de la actual (ya saben, la del águila).

Otras noticias

- España jugará ante Suiza su partido número 50 en una fase final de un Mundial (22 victorias, 12 empates y 15 derrotas, 80 goles a favor y 57 en contra es lo cosechado en nuestros 12 mundiales anteriores).

- El director deportivo de la RFEF, Fernando Hierro, tiene planeado el fichaje de Luis Enrique (actual entrenador del filial del Barcelona, el Barça Atlètic) para la Sub-21 (López Caro se ha ido al Vaslui rumano), aunque parece que el asturiano tiene la intención de seguir en el club catalán.

- No salimos de Cataluña. Malas noticias para los muchísimos seguidores de La Roja de Barcelona. En muchas ciudades de España se instalarán pantallas para que los aficionados puedan disfrutar de la Selección. Sin embargo, en la capital condal esto no sucederá porque el ayuntamiento (dirigido por el socialista Jordi Hereu) ha denegado la instalación en la plaza de Sant Jaume de una pantalla donde el partido político Ciutadans pretendía ponerla para los encuentros de octavos (y sucesivos). No se entiende la decisión teniendo en cuenta que en ese sitio se colocan habitualmente pantallas cuando el Barça participa en eventos importantes, y menos si se aluden cuestiones “técnicas”. Valga, al menos, nuestra crítica desde aquí.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *