La Liga es cosa de dos (y el árbitro)

derbi-barcelona

¿Por qué los árbitros se empeñan en ayudar siempre al poderoso? La semana pasada penalti de ficción a favor del Madrid, esta semana algo parecido pero a favor del Barcelona en el derbi de la capital catalana. No soy ni del uno ni del otro, ni estoy en contra de ninguno; únicamente me pongo en el pellejo de, por ejemplo, el Espanyol, que realizó un gran esfuerzo e hizo las cosas muy bien en el derbi de Barcelona (llamado, por cierto, despectivamente “derbi metropolitano” por el señor Laporta en una nueva muestra de que éticamente deja mucho que desear). No queremos que estos mismos penaltis de chiste se los piten en contra a los grandes. Queremos y exigimos la justicia en el fútbol, que el pequeño pueda sacarles las vergüenzas al grande sin que tenga que mediar ninguna fuerza externa, como es el colegiado, cuya única función es que se cumplan las normas del juego. Llegará el día en que la tecnología se use en el deporte rey, no lo duden. Pero ya están tardando y deberían de salir voces autorizadas reclamándolo.

Centrándonos en el aspecto más meramente deportivo, el gol de Ibrahimovic de penalti injusto al dejarse caer Xavi tras notar un leve contacto, fue suficiente para que el Barcelona sumara tres nuevos puntos. No pierde comba el Madrid, en un muy buen partido de los blancos en Valencia, donde se impusieron por 2-3 (con el “Pipita” haciendo doblete) y con una mentalidad ganadora total, ya que aunque les empataron dos veces, no dudaron nunca de su victoria final.

Pensamos que ya no tiene opciones de ganar el título, pero adelanta en la tabla al Valencia el Sevilla, que ganó en un feudo que estaba siendo complicado de conquistar este año, como es El Molinón, gracias a un gol del valioso Kanouté. También le fue suficiente un gol al Mallorca para llevarse todos los puntos del Reyno de Osasuna, acercándose de esta manera “peligrosamente” el equipo de Manzano a plaza Champions. Ha sido, por cierto, la primera victoria balear a domicilio. Más acostumbrado a ganar fuera este año está el Athletic, que con su 1-2 en La Romareda provocó que el héroe Marcelino de repente se convirtiera en villano, y fuera cesado de su cargo. Ya anunciábamos la semana pasada que esa defensa le podía meter en un brete a García Toral y así ha sido (aunque algo antes de lo esperado). El cachorrito Muniaín, con su espléndido partido, también puso de su parte. Similar resultado se dio en “El Hospital”, uséase la casa del enfermo, el Atlético de Madrid, que vio como se quedaba sin nada cuando en el último minuto el Villarreal y Llorente hacían sonrojar al que tuvo la brillante idea (entre otras) de fichar al capitán y defensa titular del Betis del descenso.

Actualmente, el tercer puesto por abajo lo ocupa el Zaragoza, con 12 puntos. De ahí precisamente ha salido el Racing, que gana su primer partido del año en casa. El rival era el idóneo, el Xerez, aunque los de la tierra del vino no se lo pusieron nada fáciles a los cántabros (3-2 final con intercambio de golpes). Acompañando a su paisano andaluz está el Málaga, que vuelve a sumar otro empatito, esta vez en Valladolid. Otro conjunto del sur, el Almería, también empató a pesar de tener numerosísimas oportunidades para haberle ganado al Deportivo de La Coruña, pero Uche perdonó en exceso. Por último, el Getafe se instala en la zona media de la tabla a costa del Tenerife, al que gana por 2-1, con Albín como autor de los tantos azulones.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *