La Décima tendrá que esperar

El Real Madrid ganó por 2-0 al Borussia Dortmund pero no fue suficiente para remontar y meterse en la final de la Champions League. Un partido en el que los blancos tiraron de épica y acabaron con Xabi Alonso y Sergio Ramos lesionados, dándolo todo sobre el césped.

El partido comenzó según las previsiones, con mucha intensidad y buscando los tiros a puerta para intimidar al rival. Fueron los minutos de más claridad, con ocasiones manifiestas de Cristiano Ronaldo, Higuaín y un mano a mano de Özil que mandó incomprensiblemente fuera. El público apretaba y el Borussia empezó a notar la presión, lanzando balones fuera y acelerando su juego.

Sin embargo los minutos fueron pasando y al no llegar el gol, los alemanes comenzaron a estirarse, empezando a crear peligro. Sergio Ramos tuvo una lucha épica con Lewandowski, mientras que Xabi Alonso intentaba crear juego estando claramente mermado físicamente.

Xabi-Alonso-recriminando-a-Lewandowski

Al descanso se llegó con 0-0, y a los 11 minutos de la reanudación Mourinho introdujo a Kaká y Benzema para lograr la gesta. Poco después entraría Khedira por un Xabi Alonso que no podía aguantar más. Todo siguió igual, e incluso el Borussia pudo marcar algún gol por mediación de Lewandowski y Gundogan, pero en el minuto 83 Benzema hizo el 1-0. Esto espoleó a los blancos que se fueron arriba, y Sergio Ramos marcó un gran gol poniendo el 2-0 en el 88. El esfuerzo se notó, quedándose el de Camas cojo y casi como delantero.

Sergio-Ramos-se-lamenta

Quedaban pocos minutos y el Madrid intentó colgar varios balones, pero el tiempo se consumió y con 2-0 el Borussia está en la final de Wembley. Otro año más que la Décima deberá esperar, y también la esperada final española. Hoy el Barcelona necesita obrar un milagro para endosar al menos un 4-0 al Bayern de Münich, pero visto como los blancos casi rozan la gesta, podemos esperar lo mejor de los culés, para contar la menos con un representante español en la finalísima.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *