Italia y Brasil vencen con apuros

kakaderossi

En la jornada del lunes saltaron a escena las integrantes del grupo B de la Copa Confederaciones. En el primer partido Brasil, la gran favorita para hacerse con el torneo junto con la escuadra española, estuvo a punto de no pasar del empate ante los campeones de África, la selección de Egipto. Y todo gracias a un polémico penalti señalado por el árbitro en el último minuto y transformado por Kaká, autor de dos goles de la canarinha.
La selección entrenada por Dunga mostró un juego rácano y sólo gracias al acierto en las jugadas a balón parado pudieron doblegar a los egipcios. Este Brasil en poco se parece a la pentacampeona del mundo que tantas veces nos ha enamorado, pero la gran calidad de alguno de sus jugadores le ayudan en los momentos críticos. Por otro lado, la selección de Egipto demostró porque son los reyes de África.  Con un juego veloz y ofensivo y un inspirado Zidan (el mejor jugador de la Copa de África 2008) tuvo contra las cuerdas a la mismísima Brasil. Que se anden vivos los italianos si no quieren llevarse un disgusto antes de las semifinales.

En el otro partido Italia siguió haciendo de Italia. A veces nos parece increíble cómo esta se lección ha conseguido ganar cuatro mundiales y es en la actualidad la campeona del mundo. Sólo la entrada de Rossi en sustitución de Gattuso y la expulsión del norteamericano Clark evitaron el desastre italiano. La selección de Estados Unidos se había adelantado en el primer período por medio de Donovan. En la segunda parte la inferioridad numérica y el cansancio le pasaron factura e Italia acostumbrada a sacar petróleo donde no lo hay consiguió darle la vuelta al marcador con tres zarpazos de Rossi.

La Copa comienza a coger color. Mañana le toca el turno de nuevo a la Roja ante la selección de  Irak. Vuelve el fútbol.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *