España machaca a Bélgica

Tremenda la superioridad mostrada ayer por España ante Bélgica. Es de agradecer que los hombres entrenados por Vercauteren saliesen a jugarnos de tú a tú y no a poner el típico y aburrido autobús (tampoco les quedaba otra, estaban prácticamente sin opciones de clasificarse para el mundial y un empate de nada les iba a servir).



El caso es que gracias (también) a la actitud belga, pudimos disfrutar de un partido excelente donde se demostró la diferencia real entre ambas escuadras. Bélgica lo intentaba, pero se daba cuenta una y otra vez de que la campeona de Europa ostenta dicho título no precisamente por azar. España, con espacios, jugó maravillosamente. Y con una intensidad y velocidad que me sorprendieron, la verdad (nada que ver con los últimos partidos). Todos corrían, todos presionaban; y encima se divertían.



El Valencia puede estar contento de no haber vendido ni a Villa ni a Silva, los hombres más destacados ayer (aunque todos estuvieron “de 10″). El canario volvía después de unos meses “out” de La Roja, debido a problemas físicos y a que Del Bosque no lo veía “feliz” (según palabras del propio seleccionador) y volvía por la puerta más grande de todas, haciendo un partido espectacular que culminó con dos goles de bella factura. Villa, pese a errar un penalty fatalmente tirado (y van…) estuvo también a un gran nivel e hizo otro par de golitos, que lo dejan con 33 tantos, a 11 del récord de Raúl (al que, antes o después, alcanzará).



Ya en el primer cuarto de hora, el guaje dispuso de dos ocasiones. Todas los miedos rivales se dirigieron, entonces, al asturiano. En el `22, Van der Borre no encontró otra forma de pararle que derribándole en el área. El propio Villa, con hambre de goles hasta decir “basta”, tiró el penalty por el centro, siendo repelido por las piernas del guardameta Gillet.



Tras la decepción, ni Villa ni España bajaron los brazos y volvieron a meter la 5ª marcha. El portero foráneo respiró aliviado al ver como un balón desviado por Villa se estrellaba en uno de los palos. Pero la suerte no es eterna, amigo Gillet, y nuevamente Villa, cuando la primera parte estaba muriendo, dio un fenomenal pase a un Silva desmarcado que batía de elegante disparo al debutante arquero belga.



A diferencia de otras ocasiones, donde España se relajaba un poco sabedora de que los 3 puntos estaban prácticamente en el zurrón, el segundo tiempo continuó con la misma o mayor intensidad aún que en el primero. Así, enseguida llegarían el 2º y el 3º, obras de Villa y Piqué, respectivamente, y gracias a toda la maquinaria española trabajando a pleno pulmón.



Mientras Torres salía del terreno de juego cariacontecido porque, a pesar de hacer un digno partido, no enchufó ninguna, Silva celebraba su regreso poniendo el 4º en el casillero local, de soberbio zurdazo. Cesc, que entró en la segunda parte, le sirvió en bandeja a Villa el 5º y, con la manita, se puso el broche final a una noche de tremendo fútbol que ninguno de los coruñeses que llenaron el estadio y animaron al son de la “Rianxeira” olvidará.



- Ficha técnica:


5 – España: Iker Casillas, Arbeloa (Albiol, 82), Puyol, Piqué, Capdevila, Busquets, Xabi Alonso, Xavi (Cesc, m.70), Silva, Villa y Fernando Torres (Riera, m.67).


0 – Bélgica: Gillet; Vanden Borre, Van Buyten, Vermaelen, Vertonghen (Deschacht, m.29); Defour, Simons, Fellaini, Dembelé; Hazard (Mirallas, m.58) y Sonck (Decamargo, m.70).


Goles: 1-0, m.41: Silva. 2-0, m.49: Villa. 3-0, m.50: Piqué. 4-0, m.67: Silva. 5-0, m.85: Villa.


Árbitro: Bertrand Layec (FRA). Mostró cartulinas amarillas a Busquets (23) y Puyol (79) por España, y a Vermaelen (10) y Fellaini (43) por Bélgica.


Incidencias: Encuentro correspondiente a la fase de clasificación del Grupo 5 al Mundial 2010, disputado en el estadio Riazor ante la presencia de 33.000 aficionados. Los capitanes Iker Casillas y Daniel Van Buyten leyeron un comunicado por el juego limpio. Presidieron el partido junto a Angel María Villar, presidente de la RFEF, el Secretario de Estado para el deporte, Jaime Lissavetzky, el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, Presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo y el alcalde de Coruña Javier Losada.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *