Que disfruten, que la sigan disfrutando…

messi-espana-argentina

Aún dura la resaca del 4-1 recibido en Argentina, especialmente en aquel país, donde se sienten ahora los amos del Universo tras darle a la campeona del mundo una buena paliza. La afición, la prensa, los jugadores y técnico… todos allí están como en éxtasis, mientras que en España todo sigue más o menos igual.

Y es que ya nada ni nadie nos va a quitar lo conseguido en estos 2 últimos años: la Copa de Europa y la Copa del Mundo. Los amistosos amistosos son y, aunque no volviésemos a ganar nada en un buen tiempo, la afición española ha llenado ese vacío histórico que tenía con la consecución de estos títulos en el último par de años. España ha sido en numerosas ocasiones la campeona de amistosos. ¿Recordáis cuando, en la era Clemente, vapuleábamos a quien se topara en nuestro camino por goleada hasta que llegábamos a la fase final de un Mundial? Era entonces cuando nos pegábamos el batacazo. Así que los amistosos valen para lo que valen.

Que disfruten los argentinos, que además se lo merecen por el partidazo que hicieron el otro día. A mí particularmente no me molesta. Además, es normal. Si nosotros hubiéramos goleado, por ejemplo, 4-1 a Brasil recién se proclamó campeón, seguramente hubiéramos reaccionado por el estilo. Os dejo con algunos de los titulares de por allá: “Argentina superó a un campeón del mundo relajado / La Roja arribó en Buenos Aires como turistas, y así visitaron puntos estratégicos: la Bombonera, el Monumental, un buen restaurante para comer asado y algún guiño del entrenador para poder tomar unas copas antes de ir a dormir. Sobre el verde césped, España fue una sombra / Argentina golea al campeón y Batista sonríe / Argentina logró un triunfo soñado / Messi brilló y Tévez desniveló arriba. Ellos, con Higuaín y Agüero, marcaron los goles. Casi con los mismos nombres que dirigió Maradona, el equipo fue sólido y terminó ovacionado. España fue apenas una sombra del campeón de Sudáfrica…

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *