De Extremadura a Sudáfrica. España 3 Estonia 0

Ayer se logró por fin, en Mérida, y ante Estonia, nuestra clasificación matemática para el mundial del año que viene en el continente negro (será el noveno mundial consecutivo al que acudamos). 3-0 para los nuestros y empate de los bosnios ante Turquía que nos permite ser el décimo equipo que se sabe estará seguro en el próximo torneo organizado por la FIFA.



Partido bastante más flojo que el sensacional ante Bélgica, aunque igualmente útil. Del Bosque optó por mantener el mismo bloque, retocando los cuatro hombres que se apuntaban el día anterior (los defensas Albiol y Marchena por Puyol y Arbeloa , y los medios Senna y Cesc por Alonso y Busquets).



En esta ocasión jugamos en realidad con un sólo delantero, ya que a Villa lo pusieron como extremo, bastante más atrasado de su posición natural y sitio en el que no rinde tanto. Arriba del todo, un Torres nuevamente poco afortunado de cara al gol.



Todos los tantos los hicieron jugadores que no salieron de inicio en el choque ante Bélgica: Cesc en la primera parte, y Cazorla y Mata en la segunda. Quizás Del Bosque no debería de tenerle tanto miedo a una selección como Estonia y confiar desde el principio con darle la oportunidad a los hombres menos habituales. Particularmente, no me está gustando “la política rotatoria” del seleccionador.



El equipo báltico tampoco se cerró demasiado y contó incluso con alguna que otra oportunidad importante. Cesc, al que como es lógico se le notaba bastante más fresco que la mayoría de sus compañeros, fue uno de los jugadores más activos y el que hizo el primero de España, tras robarle la pelota a Vunk y hacer la pared con Silva.



En la segunda mitad se sucedieron tranquilos minutos hasta la salida de los hombres de refresco, que fueron, por este orden: Güiza (por “El Niño”), Cazorla (por Villa) y Mata (por Silva).



Los nuevos le imprimieron esa frescura que le estaba faltando al equipo y, como consecuencia de ello, llegó el gol de Cazorla en el `81, a pase de Cesc, de remate cruzado; y el de Mata, en el `93, de disparo tras un buen servicio de Cazorla.



El partido fue catalogado como “malo” y “flojo” tanto por los jugadores como por el seleccionador. Seleccionador al que, de momento, no se le ha conocido renovación alguna.



Los dos últimos encuentros de esta fase (Armenia y Bosnia) quedan, pues, como meros trámites en el regreso de La Roja a Sudáfrica.



El partido, que fue visto por 5.939.000 espectadores en TVE, también supuso un nuevo récord: el de Casillas como el meta español con más partidos imbatido de todos los tiempos: 57 (de 98 internacionalidades).



- Ficha técnica:


3 – España: Iker Casillas; Raúl Albiol, Piqué, Marchena, Capdevila; Senna, Xavi, Cesc; Silva (Mata, m.78), Villa (Cazorla, m.66) y Fernando Torres (Guiza, m.57).


0 – Estonia: Pareiko; Sisov (Jääger, m.64), Rähn, Piiroja, Klavan; Zenjov (Voskoboinikov, m.46), Vunk, Vassiljev, Kruglov; Kink (Lindpere, m.71) y Opper.



Goles
: 1-0, m.33: Cesc. 2-0, m.82: Cazorla. 3-0, m.90: Mata.



Árbitro
: Oleg Oriekhov (UKR). Mostró cartulinas amarillas a Piiroja (15), Vassiljev (51) y Rähn (53) por Estonia.


Incidencias: encuentro de clasificación al Mundial 2010, correspondiente al Grupo 5, disputado en el estadio Romano, lleno, con 15.000 espectadores en la grada.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *