Cosa de dos

Laporta y Florentino

Si algo hay que agradecerles a los máximos mandatarios de los dos grandes clubes de España (Madrid y Barça) es que, gracias a su desorbitado desembolso económico, la liga española partirá de inicio con el cartel de ser la mejor liga del mundo, título que en las últimas temporadas nos había sido arrebatado por la Premier League.

Más adelante, sobre el terreno, veremos si los equipos ingleses son capaces de volver a colocar a tres equipos en las semifinales de la Champions y mantener el dominio en Europa.

Los fichajes realizados por Madrid y Barça harán que cada jornada los ojos de medio mundo se claven en la liga española. Los ingresos publicitarios subirán, los campos españoles se llenarán y todos los equipos saldrán beneficiados. Pero hay algo que nos hace pensar que esta liga volverá a ser cosa de dos y eso no beneficia a la emoción del campeonato.

A estas alturas de pretemporada los equipos que podrían plantar cara a los poderosos prácticamente no se han reforzado.  Atlético de Madrid, Sevilla, Valencia y Villareal apenas han podido realizar fichajes de calidad y, a priori, sus plantillas difícilmente podrán competir con la calidad de merengues y culés. Bastante esfuerzo han hecho para poder conservar a sus principales figuras en su plantel y a un mes escaso para que comience la competición algo nos dice que poco movimiento va a haber en el mercado. La crisis económica golpe con dureza en todos los ámbitos y de momento sólo Madrid y Barça en Europa parecen librarse de ella.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *