Buenos resultados de Barça y Sevilla en Champions (1-1´s)

Esta semana se nos ha dado mejor que la anterior en Champions League, con los empates a 1 tanto del Barcelona en Stuttgart como del Sevilla en Moscú.

Ya advirtió Johan Cruyff recientemente (concretamente tras golear el otro día 4-0 al Racing) que el Barça no estaba jugando tan bien como antaño, palabras con las que el mismo Guardiola se mostró de acuerdo y, en Alemania ,se constató. Y es que en el Mercedes Benz Arena vimos a un equipo azulgrana que le permitió más de lo acostumbrado a su rival, desplegado de tal manera que se acercaba con mucha facilidad y peligro al área de Victor Valdés (salvador ayer, por cierto). No estuvo muy fino el conjunto español en cuanto a la defensa, pero tampoco por delante, dejando en evidencia importantes problemas para combinar y acercarse a Lehmann. El gol teutón llegó en el minuto 25, cuando más apretaban los locales, al cabecear Cacau un pase de Celozzi. En el segundo tiempo, el Barcelona salió con otra mentalidad, más atrevida, y le fue ganando terreno al Stuttgart. Así, a los 7 minutos de la reanudación, Ibrahimovic batía en dos tiempos al veteranísimo guardameta germano. El sueco pudo después incluso aumentar la cuenta, pero el brazo de Molinaro bajo los palos se interpuso en el camino. Este partido demostró una vez más la condición de campeonísimo del F. C. Barcelona, pues fue capaz de sacar un excelente resultado a pesar de hacer uno de sus partidos más pobres.

Y en el estadio Luzhniki de la capital de Rusia, el Sevilla también logró un valiosísimo empate a uno ante el CSKA de Moscú. El equipo local, en plena pretemporada, planteó un partido a la contra que le vino bien a los nuestros, que jugaron como suele hacerlo el Barcelona o la Selección Española: dominando y, con paciencia, buscando abrir huecos. Se adelantarían los hispalenses con dos jugadores de La Roja como protagonistas, Navas y Negredo. El extremo hizo una de sus cabalgadas y centró al delantero natural de Vallecas para que solamente tuviera que empujarla dentro ante la ineficaz retaguardia ex-soviética. Era el minuto 25 de partido. La pareja de centrales Fazio y Escudé, sin embargo, desbarataba cualquier intentona moscovita, que tenían al japonés Honda como insistente actor principal. Especialmente magistral en defensa estuvo el eternamente joven Andrés Palop, que lo paró todo (hasta lo imparable) salvo un cañonazo del ex-bético Mark González en el `66. Tras la igualada, los andaluces buscaron el segundo, aunque tampoco con demasiado entusiasmo.

Esperemos que continúen estos positivos resultados para nuestros representantes en la jornada de hoy de la Europa League.

2 Comentarios
  • Roger
    febrero 25, 2010

    El año pasado tambié jugamos mal algún partido y al final ganamos todo. Visca el Barça!

  • barcelona sevilla
    febrero 26, 2010

    Me gustaría que hubiera una final Barcelona-Sevilla.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *