Bosnia-Herzegovina 2 España 5

Terminamos nuestra fase de clasificación con este 2 a 5 a favor en la antigua Yugoslavia, y completando el 10 de 10.

No quiero ser aguafiestas, pero este partido podría haber acabado 5-5 ó 6-7 perfectamente. Ya los bosnios nos perdonaron tres ocasiones muy claras en los primeros 10 minutos. No se adelantaron el el luminoso porque no tienen arriba lo que nosotros y porque San Casillas está de nuestro lado. Fue un partido bonito, de ida y vuelta. Como digo, los bosnios salieron a celebrar su pase al mundial sin ninguna presión, con la intención de agradar a su afición y batir a la Campeona de Europa, pero también con el rabillo del ojo mirando el partido de repesca.

Pronto llegaría el primer gol para España, de jugada a balón parado. Un excelente centro de Xabi Alonso era cabeceado por un inconmensurable Piqué, que ponía la pelota en el sitio más difícil para el portero. Lo de este chico es increíble: no sólo es un defensa como la copa de un pino, sino que encima hace goles con una facilidad pasmosa (ha metido tres en estos 10 partidos de la fase, y eso que no los ha jugado todos; es, además, el que más tantos ha conseguido tras Villa, por delante incluso de Torres). Inmediatamente tras este primer gol llegó el segundo: una preciosa culminación del grancanario Silva, bajo las piernas de Supic, tras perfecta asistencia del sevillista Negredo. No sé en qué demonios estaría el Madrid pensando al no quedarse con este jugadorazo (¿en vender camisetas?). No sólo hizo ese pase de gol, también le dio el quinto a Mata, y marcó el tercero y el cuarto (el que hacía 3 a media vuelta en el área sin mirar siquiera, tras excelente jugada de Silva e Iniesta, y el cuarto empalmando con la rodilla un balón llegado desde uno de los laterales). Ha sido una total injusticia que este señor de nombre Álvaro no haya sido llamado antes para acudir a la selección (Bojan, sin embargo, haciendo bastante menos, hace mucho que debutó. Será que uno juega en el Barça y el otro lo hacía hasta “ayer” en el Almería). Ahora mismo, Negredo debe ser fijo en esta selección, por su impresionante estado de forma, bastante por encima incluso que el del “Niño” Torres. Quiero destacar también a la pareja Silva-Iniesta, que parecieron Zipi y Zape volviendo loco a los rivales con sus movimientos “a lo Matrix”.

En los últimos minutos del partido, Bosnia nos hizo dos goles seguidos. Curiosamente, Ramos y no Piqué ocupaba la demarcación de defensa central durante esos minutos. Con excesiva facilidad nos hicieron esos dos tantos. Y más que pudieron ser durante el encuentro, la verdad. No me parece nimio este detalle, y está muy bien que los periodistas de este país se lleven todos muy bien con el actual seleccionador y que sólo vean las cosas buenas, pero no se puede obviar que Macedonia nos hizo 2, Armenia 1, ayer Bosnia otros 2, que Estados Unidos nos ganó 2 a 0 en unas semifinales de un torneo oficial… y sí, por supuesto que esta España juega fenomenal y nos lo pasamos en grande viéndola, pero hay que ajustar algo atrás para ser plenamente competitivos, porque cuando llegue la hora de la verdad, el Brasil o la Francia (o el Estados Unidos) de turno nos volverá a dejar con cara de tontos.

1 Comentario
  • oeoeoeoe
    octubre 15, 2009

    Qué buenos somossssssss oeeeeeeeeeeee

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *