Barça y Madrid certifican su pase a octavos

Lo tenían casi hecho, y lo hicieron. No dieron pie a la esperanza a sus rivales. No sólo se clasifican, sino que lo hacen como primeros de grupo.

El Real Madrid venció en Marsella por 1-3 en un partido en el que Cristiano Ronaldo quiso pedir perdón por autoexpulsarse tres días antes en liga haciendo un completo partido y marcando dos goles decisivos. Y es que sobre los merengues pesaba la sombra del Mónaco de Morientes, que eliminó a los galácticos de la primera época florentiniana cuando nadie daba un duro por los monegascos, y en esta ocasión existía el miedo de que sucediera lo mismo, pero en Marsella fue distinto. Enseguida CR encarriló el partido con un golazo de libre directo a los 5 minutos , aunque poco más tarde Lucho González pondría las tablas en el marcador. Con ese resultado el Madrid estaba más que clasificado. Pasaron los minutos, y ya entrada la segunda parte el Madrid remató con un tanto de Albiol y la sentencia definitiva de Cristiano, aunque el 2-2 y un desenlace diferente pudieron ocurrir si Lucho hubiera materializado el penalti cometido por Iker, pero su disparo chocó con violencia contra el travesaño español.

El Barcelona tenía una situación similar. Sólo perder por dos goles de diferencia en Kiev podría apearles del torneo, pero se impuso en tierras ucranianas ante el Dínamo y pasa como primero, por delante del Inter. No obstante, se pasaron algunos instantes de temor cuando al minuto 2 los del este europeo se adelantaban en el marcador, pero Xavi en el ’33 y Messi en el ’86 le dieron la vuelta a la tortilla.

Ya estaba clasificado, pero aseguró su primer puesto el Sevilla en un aburridillo partido ante el Glasgow Rangers, contemplado in situ por Tom Cruise, su señora Katie Holmes y Cameron Díaz, actores americanos la mar de famosos que deben estar por aquí cerca rodando una película. El resultado fue de 1 a 0, gol de Kanouté de penalti.

Para la Europa League va el Atlético de Madrid, que recae de su enfermedad y se deja humillar en casa (0-3 ante el Oporto). El otro candidato a ser tercero, el Apoel de Chipre, no pudo pasar del empate con el Chelsea, así que el equipo español se clasifica para la segunda competición continental a pesar de no haber ganado un sólo encuentro en la Liga de Campeones. Veremos qué nuevos capítulos nos tiene preparados este sorprendente, en el aspecto negativo, equipo colchonero.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *