93 y 92

cr-madrid-mallorca

Puntos, respectivamente, acumulan ya Barça y Real Madrid. Cifras de récord, sin duda, para una liga como la española. A más de 20 encontramos al tercer clasificado, y a más de 30 al cuarto. No me gusta nada que sólo dos equipos hayan peleado por el liderato durante 4/5 partes del campeonato, pero mucho menos aún me hubiera gustado si en vez de dos, sólo uno de ellos hubiera actuado como una apisonadora. Podemos alegrarnos, por supuesto, de que a estas alturas el título aún no esté decicido pero, por el bien de nuestra competición, esperemos que las televisiones inyecten más dinero a los demás equipos con el fin de que se acorte la diferencia entre los dos mastodontes y el resto, y esto no se convierta en un “bipartidismo” tan radical todos los años.

En la antepenúltima jornada de liga los dos gigantes de España volvieron a hacer sus deberes. El F. C. Barcelona en casa ante un Tenerife que se jugaba también mucho, y que consiguió llegar al descanso con empate a 1, pero que no pudo evitar que en el segundo tiempo los canteranos (Bojan, Pedro, Messi) volvieran a sacar las castañas del fuego al conjunto culé. En Mallorca dicho rol tiracarros lo desempeñó Cristiano Ronaldo, que con un hattrick remontó el gol inicial de Aduriz (Higüaín puso la guinda para los blancos).

El Valencia consigue el tercer puesto, de acceso directo a Champions, matemáticamente, tras finiquitar al Xerez de la Primera División. Al cuarto lugar vuelve a subir el Sevilla, aprovechándose de la derrota bermellona, en un gran encuentro de los andaluces en Santander, con una manita al Racing, que lo deja a un punto de la quema. Buena noticia para la Roja: Negredo vio puerta por dos veces y Navas una (también marcó Capel). El Racing lo va a pasar mal. Ahora va a Valladolid nada menos, y con un nerviosismo preocupante.

Tenemos también cambios en la zona de de Europa League. Entra el Getafe, pese a conseguir sólo un empate en casa ante el Sporting (otro que aún no está salvado, aunque tiene un colchoncito de cuatro puntos importante) y se cae el Villarreal, tras su segundo partido seguido donde recibe cuatro. Esta vez en Almería, equipo que se queda otro año más en la élite (virtualmente).

Matemáticamente lo hace Osasuna, que recibe con alegría al regalapuntos del Deportivo de La Coruña, que pasaba por Pamplona. También le regala tres puntos vitales Iturralde González al Zaragoza, tras sacarse de la chistera un penalty a última hora ante el Espanyol, penalty (transformado en gol) que evita que los pericos matemáticamente sellen la permanencia (aunque las posibilidades de que cualquiera de estos dos abandone la categoría es mínima).

Como mínimas se han convertido las opciones del Real Valladolid de mantenerse tras claudicar por 3-1 ante el Atlético de Madrid en un encuentro donde la falta de puntería blanquivioleta y el colegiado fueron determinantes. Tanto Pucela como Xerez parecen sentenciados. Visto los resultados de los demás, de oro es el punto que se trae el Málaga de Bilbao (un punto que a los vizcaínos no les sirve para entrar en Europa, por otro lado, aunque siguen ahí cerquita). Málaga y Racing, junto a Tenerife, se jugarán muy probablemente el tercero de los billetes a la Liga Adelante. En dos días, la penúltima jornada, con horario unificado (sábado a las 21 horas).

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *