Liga BBVA jornada 18: 5 puntos separan ya a Barça y Madrid

Rápidamente ha dejado atrás el mal sabor de la eliminación copera el conjunto azulgrana. Se ve que tenía el Barça entre ceja y ceja batir a Palop, porque lo que no consiguieron hace 4 días en Copa lo lograron ayer: 4-0 ante su verdugo, goleada ante el equipo al que 4 días antes sólo supo hacer un insuficiente gol. Eso sí, no fue hasta el segundo tiempo que los catalanes abrieron la lata… o se la abrieron, ya que fue el sevillista Escudé quien metió un centro culé en la portería de Palop (un Palop que volvió a tener una gran actuación, a pesar de los 4 goles finalmente encajados). El equipo de Jiménez (con importantes cambios en el 11) pareció salir con complejo de inferioridad, con miedo, dejándole jugar todo el rato al hexacampeón y aguantando atrás sin más… o simplemente estarían pensando más en el importantísimo partido de Copa frente al Deportivo de La Coruña. El caso es que aunque la defensa hispalense estuvo muy bien, no pudo evitar que Iniesta y Pedro combinaran para hacer el segundo en el `70 o que Messi aprovechara el cansancio visitante para hacer dos tantos más en los últimos 5 minutos del encuentro. Puyol se retiró al descanso porque estaba mareado, pero no parece que tenga nada grave. En cuanto al Sevilla nos quedamos con el dato de 4 partidos ligueros consecutivos perdiendo.

Con el resultado de ayer, el equipo de Pep se corona como “campeón de invierno” de Primera Divisón al sacarle ya 5 puntos al Real Madrid y restar sólo una jornada para completar la primera vuelta. “La alternativa al Barcelona” volvió a pinchar en el norte (recordemos que no pasaron del empate hace dos semanas en Pamplona). Esta vez ni siquiera puntuaron. El Athletic de Bilbao salió en tromba y marcó al minuto 2 de juego. Parecía que los blancos tendrían tiempo de sobra para levantar el partido, y oportunidades tuvieron a mansalva… pero chocaron una y otra vez con un Gorka Iraizoz que ayer tuvo un día especialmente brillante.

En el tercero de los partidos de la liga BBVA disputados ayer, Osasuna se deshizo por 2-0 del Espanyol, levantando así la cabeza tras unas últimas semanas más flojas del equipo de Camacho que tan bien empezó. Al igual que su vecino bilbaíno, salió en tromba y marcó en el `7 y en el `8 (Juanfran y Pandiani), renta más que suficiente contra los hombres de Pochettino, a los que les cuesta un mundo marcar un solo gol.

1 Comentario
  • rino
    enero 18, 2010

    Me temo que esta liga sera del barsa.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *