2-0 de la sub-21 a Polonia y previa del España-Bélgica

sub21espanapoloniaoviedo

Cómoda victoria del “España B” en Oviedo ante Polonia en el primer encuentro de clasificación para el europeo de la categoría.



Pronto se adelantaron los cachorros españoles, en el minuto 7, merced a una falta botada por un siempre activo Capel que Marcos Gullón dejó de cabeza para que el celtiña cedido por el Madrid Joselu anotara. Ya antes, los españoles habían avisado con un disparo al larguero de falta directa de Parejo.



El tempranero gol fue un jarro de agua fría para Polonia, que tímidamente atacó durante esta primera parte.



En el segundo tiempo, España mató el partido cuando en el `57 Parejo cabeceó en el área pequeña un córner sacado por Capel, poniendo el segundo en el marcador.



Por si ya tenían las cosas complicadas los de rojo y blanco, el sevillista Capel provocó la segunda amarilla y, por tanto, la expulsión de un jugador rival. Un Capel que ya vistió la camiseta de la absoluta y que recibió una injusta campaña entonces desde una gran parte de los medios de comunicación acusándole de “romper el estilo de La Roja”. Como si la España de Del Bosque jugara igual que la “del estilo”.



Tras el 2-0, los polacos tiraron la toalla y se limitaron a tratar de no encajar más goles, cosa que lograron, pese a las numerosas oportunidades hispanas.



España: Sergio Asenjo (De Gea, m.72); Azpilicueta, Kiko, Botía, Canella; Javi Martínez, Marcos Gullón, Parejo (Matilla, m.75); Jeffrén, Joselu y Capel.


Polonia: Szczesny, Gancarczyk, Glik, Sadlok, Marciniak; Grosicki, Krycowiak, Cetnarski (Borysiuk,m.62), Rybus; Sobiech (Siebert, m.72) y Malecki (Wilczeki, m.90).


Goles:1-0, M.7: Joselu. 2-0, M.57: Parejo.


Árbitro: André Marriner (Inglaterra). Expulsó por doble amarilla a Krychowiak, en el minuto 66, y amonestó a Parejo, Sobiech, Malecki y Borysiuk.


Incidencias: Alrededor de 12.000 espectadores presenciaron el encuentro en el estadio Carlos Tartiere. El presidente del Gobierno de Asturias, Vicente Álvarez Areces; el delegado del Gobierno en el Principado, Antonio Trevín, y el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, han estado en el palco junto al presidente de la Federación Española, Ángel María Villar.



Mientras, la selección absoluta ya está en La Coruña, preparada para enfrentarse hoy a la correosa (y alta) Bélgica. 6.000 aficionados de La Roja llenaron las gradas abiertas en Riazor para admirar a sus ídolos de cerca. Después de lo visto en el último entreno, existe la duda sobre si en el centro del campo jugará el ya recuperado Senna, o el barcelonista Busquets. Lo que sí ha confirmado Del Bosque es que volveremos a contar con los dos puntas (Villa y Torres), en una semana donde se ha vuelto a hablar mucho de la conveniencia de jugar con uno sólo arriba dado que en los últimos tiempos nos fue mejor con este sistema; y el resto de la alineación la formarán Casillas, Arbeloa, Puyol, Piqué, Capdevila, Xabi Alonso, Xavi y Silva (se le echaba de menos al canario).



Por su parte, los belgas, con ínfimas opciones para estar en Sudáfrica, no podrán contar finalmente con ninguno de sus dos porteros titulares, por lo que echará mano del portero del Bari Jean-François Gillet.



La afición gallega está totalmente entusiasmada con el regreso de la selección a la región, y ya sólo quedan 2.000 entradas a la venta.



Una última noticia que nos llega de la RFEF es que el partido de conmemmoración de su centenario tendrá lugar en el Vicente Calderón de la capital de España, probablemente contra Argentina, el 14 de noviembre. Además, el 18 de ese mismo mes La Roja volverá al escenario donde se proclamó campeona de Europa, Viena, para enfrentarse a Austria.

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *